FRANK BAIZ - LA PÁGINA DEL GUION
LEYENDO

10 consejos para participar en un concurso de guio...

10 consejos para participar en un concurso de guiones (I)

No comiences la presentación con una alabanza de tu propio material, como si estuvieses vendiendo una mercancía ajena. Tu sinopsis es el producto. Si tu historia no convence, es inútil que te esfuerces en persuadir a tus lectores con argumentos externos a ella.

No abandones nunca la trama principal para ocuparte in extenso de los personajes secundarios. Evita los meandros telenovelescos, según los cuales cada personaje teje su propia trama. No te separes de tu personaje central, es él portador de todos los encantos de tu historia.

No describas lo que experimentará el espectador: haz que él experimente directamente la historia.

No expliques: si tienes que explicarte, es porque tu historia no se explica por sí sola.

Sé ordenado en tu exposición: ten presente que, bajo cualquier estrategia, la estructura que rige tu argumentación obedece, explícita o implícitamente, a la estructura clásica: presentación, desarrollo y desenlace,

Evita el melodrama, es bastante posible que estés escribiendo una telenovela personal, así no te des cuenta. Soslaya los tecnicismos históricos, sociológicos, políticos, las explicaciones literarias, huye de las abstracciones: no estás haciendo un ensayo, estás presentando una película a través de tus palabras.

No seas moralista, ni apeles a la sensiblería, ni al discurso aleccionador. Prescinde, por sobre todo, de las largas exposiciones de tu filosofía personal: lo que en una charla de amigos puede resultarte profundo o conmovedor, en el ámbito compartido de una película puede lucir trivial.

Piensa en el tiempo de pantalla, adecúa tu sinopsis al género audiovisual, date cuenta de que estás haciendo un filme y no un ensayo o un relato literario.

Evita la truculencia heredada de películas ya vistas. Propón siempre un enfoque personal, pero sortea la tentación de pensar que estás rompiendo los códigos del cine.

Cuida el estilo: el presente es el tiempo verbal por excelencia. Evita el uso del tiempo pretérito y del copretérito (el cine no puede representar el pretérito imperfecto). Esquiva la adjetivación excesiva. Evita las generalizaciones, el cine no tolera las abstracciones. Evade, a la vez, las metáforas rebuscadas y los lugares comunes. Evita la invocación a situaciones que se acumulan, las frases que comienzan con “Un día….”, como si estuvieses narrando un cuento o una novela. Escribe una película.


  1. mar

    28 agosto

    Esto una y otra vez.. y dale una y otra vez…

    🙂 gracias!

  2. Frank Baiz

    29 agosto

    Mientras sea necesario….

  3. Dialoguista

    30 agosto

    siempre es bueno leer estas tips, se escapan más de lo que una cree :S

  4. Una maravilla de decálogo.
    Enhorabuena. Yo creo que esto sirve para la presentación de cualquier proyecto. No solo para los concursos.
    Me encanta eso de "El cine no tolera las abstracciones". Es una verdad como un castillo.

  5. Frank Baiz

    27 marzo

    Gracias Jorge. Por cierto, qué bueno tu blog "http://unapaginaunminuto.wordpress.com/" Lo voy a recomendar.