FRANK BAIZ - LA PÁGINA DEL GUION

Syd Field revisitado

El trabajo de Syd Field -quizás el autor más conocido entre los gurús del guión de cine– constituye una suerte de puente entre la aproximación “realista” ingenua, que suscribe que un guión se hace con pedazos de la realidad (la de aquellos que creen que para escribir buenos diálogos basta con irse con una grabadora a las estaciones del metro), y la aproximación rigurosa, que ve en la construcción dramática un asunto casi de lógica formal (una concepción de este tipo es la que, en el fondo, sirve de sustento al trabajo de guión que se hace con Dramatica). Cuando uno revisita a Field se encuentra con lo mejor y lo peor de ambos mundos: su metodología de análisis y escritura del guión basada en el paradigma, cuya principal virtud es la de proporcionar un modelo que permite estructurar narrativamente un guión, y cuyo principal defecto es el de que no pocas veces convierte el diseño de un guión en la aplicación de una fórmula. Mientras que la interpretación del paradigma exhibe en Field y en algunos de sus seguidores la rigidez de un formato único (lo que quiere decir que deja de ser modelo y se transforma en receta), su idea de estructura es bastante limitada: para Field la estructura dramática se reduce a “un arreglo de elementos relacionados, de episodios, de contecimientos que conducen a una resolución dramática” y, en realidad, la estructura es bastante más que eso. Algo similar puede decirse de la idea, bastante genérica que Field maneja de la acción dramática y que poco sirve para determinar si un guión de cine en proceso de escritura, anda bien o anda mal en materia de acción significativa. Robert Mckee, bastante más riguroso que Field, corrige muchas de estas imprecisiones, aunque se permite algunas generalizaciones en relación con la trama que merecen una aproximación más rigurosa. Pero de Mckee hablaré más adelante. Por ahora, se trata de rendirle homenaje a un autor imprescindible, necesario y nunca suficiente.


  1. Hola primera vez que ando por aquí, y me parecio muy interesante tu blog, así que ya nos seguiremos leyendo por estos lados.

    Saludos.

    Elva*

  2. luchis-vivi

    3 agosto

    Soy Luisa Viviana Orozco, y estoy haciendo mi trabajo de tesis de grado en el análisis de los modelos y estructuras de guión; ya hice el barrido de las posturas de Syd Field, Doc Comparato, Madeline DiMaggio, Largos Egri, Swain, Antoine Cucca, entre otros- Sin embargo quisiera información sobre los lineamientos fundamenteales en el análisis del guión así como una guía para establecer un modelo que los integre a todos- Lei el blog y además la pág del guión y se que usted es el indicado para ayudarme, así que si le interesa estaré esperando su respuesta y tal vez comencemos una grata relación. Info: http://www.vivioror.blogspot.com o vivioror@hotmail.com

  3. Frank Baiz

    3 septiembre

    Hola Luisa Viviana, me alegra que te haya sido útil la información de este blog para tu tesis de grado. Sigue visitándome y encontrarás siempre actualizaciones. Tu blog es muy agradable, lo continuaré visitando. Saludos,

    Frank

  4. sian

    23 febrero

    Hola me gustó tu comentario acerca de Syd Field.
    Por ahora estoy realizando mi tesis de maestría, en la cual propongo establecer, dentro de la metodología de Syd Field y Lagos Egri para la creación de personajes, los estudios sobre lenguaje corporal de Alexander Lowen. Esto con la finalidad de que los personajes sean mucho más reales.
    Me gustaría saber tu opinión. En realidad me ayudaría bastante. Si te interesa te puedo enviar el protocolo.
    Mi mail. vidalsian@hotmail.com

  5. Frank Baiz

    24 febrero

    Muchas gracias por tu comentario, Sian.
    Conozco el trabajo de Lowen y me parece muy interesante lo que estás haciendo. Me gustaría mucho recibir el protocolo que me ofreces. Mi opinión general sobre este asunto es que los modelos que provienen de la psicología o del psicoanálisis o de la bioenergética si bien son útiles para la caracterización del personaje en lo que se refiere a su caracterización, no lo son tanto para la formulación de su estructura de fondo, es decir, son modelos que, en principio, ayudan más a la construcción de los aspectos adjetivos del personaje, que a los aspectos funcionales. No obstante, si se tiene claro que el personaje amerita, en primer lugar, una sólida construcción dramática, dichos modelos pueden tener una utilidad invalorable. En fin, me encantaría conocer tu tesis (¿De donde escribes? ¿Qué maestría sigues? Dame noticias y estamos en contacto,